Reflexiones Cristianas para las Madres que Dios Envio

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
t

Una madre es uno de los seres más especiales que Dios pudo enviar para que nos cuide, nos proteja; es el ángel que Dios pudo darnos;  en la biblia se habla de muchas madres y cada historia es única donde algunas esperaban que llegará su hijo por más de 20 años o donde otras fallecieron en el intento de dar a luz.

Con estas reflexiones cristianas para las madres vamos a saber lo que una madre es capaz de dar por nosotros entonces a un ser tan especial como nuestra madre debemos llevar en nuestros corazones, todos los consejos que nos da y todo lo que hemos ido aprendiendo en el camino junto a ella.

Como muchos sabemos la mejor dicha de toda mujer es llegar a ser madres  porque cuando comiences a sentir a tu hijo en tu cuerpo vas a saber que ya no eres uno que hay alguien de quien cuidar que si le ocurre algo te mueres porque el dolor de ellos pueden sentir es capaz de partir su alma.

reflexiones cristianas para las madres genesis eva

En el antiguo testamento vamos a conocer a una mujer que nunca perdió las esperanzas de llegar a ser madre, si ella sabia que era estéril pero su fe en Dios hizo que Sara esposa de la Abraham pudiera concebir a Isaac en su Vejez.

Esta madre siempre hizo lo que Dios le mando porque era una mujer del bien y por toda su vocación a Jehová, Él la ha bendecido dando uno de los mejores regalos que toda mujer puede recibir que es un hijo, entonces como madres nosotras no debemos dudar del obrar de Dios.

reflexiones cristianas para las madres genesis eva

Con estas reflexiones cristianas para las madres nosotros vamos a entender que madres como Sara o María, madre de Jesús nos van hacer comprender que siempre como mujeres que somos debemos estar debajo de la gracia de nuestro señor para poder recibir uno de las mejores bendiciones de Dios.

Cuando se acercó el ángel ante María ella tuvo miedo a un principio pero como buena hija del señor acepto la voluntad de Dios de cuidar, criar y educar al hijo de Dios quien iba a morir por nuestros pecados; se imaginan que valentía de María saber que va a cuidar a su hijo para que luego lo ve a morir por lo pecados todos.

reflexiones cristianas para las madres lucas

Nosotras como madres cuando nuestro hijo tiene un pequeña caída nos asustamos mucho que incluso nos duele a nosotras la pequeña herida que se hizo nuestro retoño, donde en esas situaciones nosotras somos capaces de dar nuestra vida para que ellos no sufran porque cuando se le ve triste nos parten el corazón en pedazos.

Entonces imaginemos el dolor que sintió María cuando tuvo que ver a su hijo caminar hacia la cruz, fue un dolor inmenso tuvo que soportar pero ella acepta porque era la voluntad de su creador.

Pero por no verlos sufrir no quiere decir que los vamos a malcriar que no hay que instruirlos en el camino de la verdad, si hacemos que se desvíen  del camino de Dios estaríamos haciendo un daño inmenso a nuestros hijos porque van a sufrir mucho sino caminan de la mano de Dios.

Las reflexiones cristianas para las madres nos explica como es importante saber instruir a nuestros hijos con la palabra de Dios y que se debe obedecer a la voluntad de Dios porque los fines que Él tiene para con nosotros son llenos de gloria.

reflexiones cristianas para las madres genesis eva

Pero ¿Por qué una mujer es tan especial? es por una cuestión muy simple que nosotras hemos sido creadas para poder ayudar al hombre, de las costillas de ellos para estar siempre a su lado acompañándolo en las buenas y en las malas y al ser creadas por Dios fue con un fin ser compañera del hombre y dar los mejores regalos al mundo.

Entonces queridas madres pongamos en práctica  todo lo que nos dicen estas reflexiones cristianas para madres para poder tener una vida llena de gozo que Dios nos va a dar por estar siempre en su camino de bien.

Estas reflexiones cristianas para las madres van hacer que la voluntad de nuestro padre siempre estén presente en nuestro quehacer diario y para poder instruir bien a nuestros hijos para que luego no sufran.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *