Dos Emocionantes Historias de Dios Para Niños

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
t

historias de dios para niños portada

En la biblia existen muchas parábolas e historias tanto para adultos y jóvenes pero si queremos contar una parábola a un niño se necesita tener palabras más sencillas para que te logren comprender.

Las historias de Dios para niños van ayudarte a que ellos puedan tomar interés a la lectura, ya que mediante ello podrán disfrutar ese momento, dejando desarrollar su imaginación y sobretodo lo importante que es practicar las enseñanzas de Dios.

Las dos historias de Dios para niños van a tener un mensaje que aveces como adultos no sabemos como explicar a nuestros hijos para que entiendan de una manera sencilla y divertida.

historias de dios para niños estrellas

1.ESTRELLAS: 

Un día las hermosas estrellas del cielo, juguetonas se reunieron con Dios para expresar lo que tanto estaban deseando:

– Señor Dios nos gustaría bajar  a la tierra para poder estar con los hombres ya que se ve que ellos se divierten-añadió la estrella brillante plateada.

A lo cual, Dios decidió conceder el deseo de las estrellas; así fue en una hermosa noche las estrellas comenzaron a descender haciendo que se forme una resplandeciente lluvia de estrellas.

Entonces al llegar a la tierra buscaron refugio algunas se acobijaron en torres, otras en casas con humanos, otras comenzaron a jugar con los animales del bosque y la tierra se veía realmente resplandeciente.

Pero pasaron los años y las estrellas regresaron al cielo. Dios sorprendido por el retorno de las estrellas les preguntó ¿Por qué regresaron tan pronto? a lo  cual las estrellas respondieron.

– Señor en la tierra no existe el amor, las personas discuten entre si, existen guerras y muchas personas mueren sin llegar a conocer tu palabra.

Entonces Dios repuso que Él  los había creado para que estén a su lado y que la tierra era para que  vivan los niños, niñas, jóvenes, mujeres y hombres.

Pero Dios al contar a sus estrellas se percató que le falta una ellas y con una voz preocupada preguntó ¿Qué paso con mi estrellita? y nadie sabia que responder hasta que el ángel le contesto diciendo: Señor la estrella deseo quedarse con los humanos, ya que ella descubrió que con su luz alumbraba los parques llevando alegría y así hizo que los humanos encuentre esa felicidad.

historias de dios para niños jugar

De regalo Dios hizo que esa estrellita tenga una luz especial para que lleve esperanza a los hombres.

Con esta historia de Dios para niños podemos darnos cuenta que Él envío a Jesús para que  sea nuestra luz, la que va iluminar nuestro camino.

2.¿ERES ZANAHORIA, HUEVO O CAFÉ? 

La segunda de las historias de Dios para niños nos va ayudar a que nuestros hijos entiendan como es que se puede llegar a resolver un problema.

Un día  una niña llamada Clarita se estaba quejando de su vida diciendo que su vida era muy complicada, que era ella la única de tener problemas difíciles de resolver.

Su padre que era un chef, un día hizo que su hija la acompañe al trabajo y Clarita renegando lo acompañó. Ya en el trabajo su padre hizo hervir tres ollas de agua donde a cada una agregó un ingrediente diferente, en el primero una zanahoria,en la segunda un huevo y en la última olla  granos de café.

historias de dios para niños chef

Después de 20 minutos, su padre apagó el fuego de las tres ollas sacando los ingredientes de cada una de ellas en recipientes diferentes. Luego puso enfrente de su hija a la zanahoria, al huevo y al café y le preguntó que es lo que veía.

La niña al ver los ingredientes no supo que decir a su padre, entonces él comenzó a explicarle.

– Mira Clarita estos tres ingredientes han pasado la misma adversidad, la zanahoria era fuerte pero al entrar en contacto con el agua hirviendo se hizo más blando y con el huevo sucedió lo contrario, se hizo duro pero el café cambió al agua. Clarita sucede igual con los hombres.

Si eres como la zanahoria eres fuerte y cuando se te presenta la adversidad te vuelves blando perdiendo tu fuerza, siendo más fácil que caigas a las tentaciones o eres como el huevo que entra blando de corazón pero con la adversidad se torna dura; juzgando a Dios por todo lo que le sucede o como el café haciendo que cambien las circunstancias ya que Dios pone las situaciones por algo solo hay que tener a nuestro padre siempre en nuestros corazones ¿Cuál eres tu Clarita? ¿Eres zanahoria, huevo o café?

Estas historias de Dios para niños son para que nuestro hijos comiencen a dar sus primeros pasos en el camino de la verdad y lo mejor es que son muy sencillas para que ellos puedan entender lo que le queremos decir y asimismo conocer a Dios desde muy pequeños les enseñará a construir su fe.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *